Los creadores de mundos


Los creadores de mundos viajan por el universo buscando grandes rocas yermas cerca de una duradera fuente de calor para instalar sus motores de caos. Estos motores se instalan muy profundamente en la roca, y con sistemas de movimiento cataclísmico y de radiacción de taquiones, destruyen y fusionan la corteza acelerando a unos pocos siglos la aparición de la vida. Cada 5000 años vuelven al planeta que han fecundado, examinan el tipo de vida que allí se desarrolla. Si lo creen una amenaza para el resto de mundos activan de nuevo el motor de caos destruyendo lo construido y generando un nuevo mundo.